Portada » [GUÍA] ¿Qué es la depresión?

[GUÍA] ¿Qué es la depresión?

Estar en depresión va más allá de sentir tristeza.

La depresión afecta cómo te sientes, piensas y manejas actividades diarias, como dormir, comer, trabajar o estudiar. Si sientes tristeza persistente, ansiedad, una sensación de “vacío”, o estás perdiendo interés por lo que antes disfrutabas, no tengas miedo y busca ayuda profesional. Puede que estés experimentando sentimientos depresivos o sufriendo un trastorno de depresión.

La depresión, también llamada “depresión clínica” o “trastorno depresivo mayor”, es diferente a las emociones normales como la tristeza, que desaparecen. La depresión es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona, sin importar la edad, la raza, los ingresos, la cultura o el nivel educativo, y puede ocurrir conjuntamente con otros trastornos mentales y otras enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedad cardíaca y dolor crónico.

¿Cuáles son los diferentes tipos de depresión?

  • Depresión mayor: Implica síntomas de depresión la mayoría del tiempo durante por lo menos dos semanas. Estos síntomas interfieren con la capacidad para trabajar, dormir, estudiar y comer.
  • Trastorno depresivo persistente (distimia): Incluye síntomas de depresión menos graves que duran mucho más tiempo, generalmente por lo menos durante 2 años.
  • Depresión perinatal, o depresión posparto: Ocurre cuando una mujer sufre de depresión mayor durante el embarazo o después del parto.
  • Trastorno afectivo estacional: Aparece y desaparece con las estaciones del año. Por lo general, empieza a finales del otoño o principios del invierno y desaparece en la primavera y el verano.
  • Depresión con síntomas de psicosis: Es una forma grave de depresión en la que una persona también muestra síntomas de psicosis, como tener creencias falsas fijas y perturbadoras (delirios) o escuchar o ver cosas que otros no pueden oír o ver (alucinaciones).

Es importante destacar que las personas con un diagnóstico de trastorno bipolar (anteriormente llamado depresión maníaca o enfermedad maníaco depresiva) también sufren de depresión.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión?

Entre los síntomas frecuentes de la depresión se incluyen los siguientes:

  • sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o “vacío”
  • sentimientos de desesperanza o pesimismo
  • sentimientos de irritabilidad, frustración o intranquilidad
  • sentimientos de culpabilidad, inutilidad o impotencia
  • pérdida de interés o placer en las actividades y los pasatiempos
  • fatiga, disminución de energía o sensación de que estás más lento o lenta
  • dificultad para concentrarte, recordar o tomar decisiones
  • dificultad para dormir, despertarse temprano en la mañana o dormir demasiado
  • cambios en el apetito o en el peso sin haberlos planificado
  • dolores y molestias, dolor de cabeza, calambres o problemas digestivos sin una causa física aparente, o que no se alivian ni con tratamiento
  • intentos de suicidio o pensamientos sobre la muerte o el suicidio

¿Cómo se diagnostica la depresión?

Un diagnóstico de depresión debe ser hecho por un profesional de la salud. Para diagnosticarle depresión a una persona, esta debe presentar cinco síntomas de la enfermedad todos los días, casi todo el día, por lo menos durante dos semanas. Uno de los síntomas debe ser un estado de ánimo depresivo o la pérdida de interés o placer en casi todas las actividades. Es posible que los niños y los adolescentes se muestren irritables en lugar de tristes. Es sumamente importante que, si crees que es posible que tengas depresión, consultes con un profesional de la salud mental.

Depresión en distintas etapas de la vida

La depresión puede afectar a las personas de diferentes maneras según su edad.

Niñez: Los niños con depresión pueden mostrarse ansiosos, malhumorados, fingir estar enfermos, negarse a ir a la escuela, aferrarse a sus padres o preocuparse de que uno de ellos fallezca.

Adolescencia: Los niños más grandes y los adolescentes con depresión pueden tener problemas en la escuela o una baja autoestima o pueden estar callados, frustrarse fácilmente o sentirse intranquilos. También pueden tener síntomas de otros trastornos, como ansiedad y trastornos de la alimentación, déficit de atención con hiperactividad, o consumo de drogas. Los niños más grandes y adolescentes tienen una mayor probabilidad de sufrir de somnolencia excesiva (llamada hipersomnia) y un mayor apetito (llamado hiperfagia). En la adolescencia, las niñas comienzan a tener depresión con mayor frecuencia que los niños. Es posible que esto se deba a factores biológicos, hormonales y de ciclo vital que son únicos en las mujeres.

Adultos jóvenes: Los adultos jóvenes con depresión tienen una mayor probabilidad de estar irritables, quejarse de haber aumentado de peso y tener hipersomnia, así como tener una perspectiva negativa sobre la vida y el futuro. A menudo, estas personas tienen otros trastornos, como ansiedad generalizada, fobia social, trastorno de pánico y consumo de drogas.

Adultos de mediana edad: Los adultos de mediana edad con depresión sufren más episodios depresivos, su libido se reduce, tienen insomnio a mitad de la noche o se despiertan en la madrugada. Es posible que también mencionen con mayor frecuencia que tienen síntomas gastrointestinales, como diarrea o estreñimiento.

Adultos mayores: Los adultos mayores con depresión sufren de tristeza o aflicción, o pueden tener síntomas menos evidentes. Pueden informar que sienten una carencia de emociones, en lugar de un estado de ánimo depresivo. Además, las personas mayores tienen una mayor probabilidad de presentar otras afecciones de salud o dolores que pueden causar o contribuir a la depresión. En casos graves, pueden ser notables los problemas de memoria y razonamiento (llamados pseudodemencia).

¿Cómo se trata la depresión?

Por lo general, el tratamiento de la depresión incluye medicamentos, psicoterapia o ambos. Si estos tratamientos no disminuyen los síntomas, otra opción de tratamiento puede ser la terapia de estimulación cerebral. En casos más leves de depresión, el tratamiento puede empezar solo con psicoterapia y se añaden medicamentos si la persona continúa teniendo síntomas. En el caso de una depresión moderada o grave, muchos profesionales de salud mental recomiendan una combinación de medicamentos y terapia al principio del tratamiento.

La selección del plan de tratamiento adecuado debe basarse en las necesidades y en la situación de salud de la persona y bajo el cuidado de un proveedor de atención médica.

¿Cómo me puedo cuidar a mí mismo?

Una vez que inicies el tratamiento, deberás a empezar a sentirte mejor poco a poco. ¡No te presiones mucho durante este tiempo! Trata de hacer las cosas que solías disfrutar, porque, aún si no te sientes con ganas de hacerlas, pueden mejorar tu estado de ánimo. Otras cosas que pueden ayudarte son:

  • Hacer alguna actividad física. Tan solo 30 minutos de caminatas al día pueden mejorar tu estado de ánimo.
  • Trata de mantener una hora regular para acostarte y levantarte.
  • Consume alimentos saludables con regularidad.
  • Haz lo que puedas y cómo puedas. Decida qué cosas debes hacer con prioridad y qué puedes posponer.
  • Trata de interactuar con otras personas y hablar con quienes confías sobre cómo se sientes.
  • Pospón decisiones importantes de la vida hasta que te sientas mejor.
  • Evita el consumo de alcohol, nicotina o drogas, lo que incluye medicamentos que no te han recetado.

¿Cómo puedo ayudar a un ser querido que está deprimido?

Si conoces a alguien con depresión, ayúdale a que vea a un proveedor de atención médica o un profesional de salud mental. También puedes:

  • Ofrecerle apoyo, comprensión y ánimo, y tenerle paciencia.
  • Invitarle a salir a caminar, pasear o participar en otras actividades.
  • Ayudarle a seguir el plan de tratamiento, como programar recordatorios para que se tome los medicamentos que le recetaron.
  • Asegurarte de que tenga un medio de transporte para ir a sus citas de psicoterapia.
  • Recordarle que la depresión desaparecerá con el tiempo y el tratamiento.

Para buscar ayuda de salud mental, para ti o un ser querido, llama a la Línea PAS de ASSMCA al 1-800-981-0023. También puedes llamar a la Red Nacional de Prevención de Suicidio al 1-888-628-9454. Ambos servicios están disponibles las 24 horas del día, 7 días de la semana, son gratis y confidenciales.

Visita www.aquinoscuidamos.org/saludmental para acceder recursos para promover tu salud mental y bienestar emocional. Allí encontrarás nuestras “Guía: Actividades de autocuidado para promover la salud mental” y “Guía: Recursos y profesionales de la salud mental” que contienen estrategias prácticas que puedes seguir.

Fuentes:

  1. ¿Qué es la depresión?, Instituto Nacional de Salud Mental: https://bit.ly/nimh-depresion
Compartir en las redes sociales

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *