Portada » Cómo socializamos en medio de una pandemia

Cómo socializamos en medio de una pandemia

INFORMACIÓN CIENTÍFICA:

Cómo socializar con familia y amigues responsablemente, con sub-enfoque en cómo celebrar las Navidades de manera segura, para minimizar el riesgo de COVID-19.

Relevancia para la prevención:

Socializar es una parte importante de la identidad y la cultura boricua, y más aún en la Navidad. Es importante proveer a las personas estrategias prácticas para minimizar su riesgo, tomando en cuenta que la sugerencia de quedarse en casa (aunque es lo más seguro) es algo de lo que la gente está fatigada o que no es del todo posible para todas las personas.

TRASFONDO:

  • El coronavirus de COVID-19 se transmite principalmente mediante microgotas de saliva que expulsamos al respirar, hablar, cantar, estornudar, etc. Es por esto que situaciones o eventos sociales en los que uno interactúa con personas representan un riesgo de contagio.
  • Debido a la forma principal de transmisión es que se recomienda el uso de mascarillas (sobre la nariz y la boca, bien ajustadas a la cara) en combinación con el distanciamiento físico. Es por esto que la combinación de ambas cosas, en adición al lavado o desinfección frecuente de manos, el evitar aglomeraciones y lugares cerrados donde hay poca circulación del aire son medidas de prevención comprobadas que ayudan a minimizar el riesgo de transmisión.

SOCIALIZAR:

  • Socializar con personas que no viven con nosotros o no son de nuestro núcleo familiar aumenta el riesgo de contagio de COVID-19 porque desconocemos cuán expuestas han estado esas personas al virus, si están contagiadas (hay personas que tienen el virus pero no tienen síntomas y no lo saben) y qué medidas de prevención están practicando.
  • Socializar con familiares o seres queridos nos da un falso sentido de confianza y nos hace bajar la guardia, descuidar las medidas de prevención y eso aumenta el riesgo de contagio.
  • Es necesario reconocer que estamos cansados del encierro y de la pandemia, y que queremos ver a la gente que queremos, pero que hacerlo pone en riesgo la salud de todos.
  • Tenemos que modificar la forma en que socializamos por el momento, buscando alternativas virtuales, practicando las medidas de prevención de COVID-19 al socializar, aprovechando que en Puerto Rico es agradable todo el tiempo y que nos permite hacer actividades afuera o al aire libre.

NAVIDADES:

  • Las Navidades son “prime-time” de la socialización boricua: reuniones con familias y amigos, parrandas, fiestas, etc. Además culturalmente son una época de mucho significado e importante.
  • Por su significado cultural y emocional y la fatiga pandémica, es aún más preocupante el que la gente ignore las medidas de prevención y recomendaciones salubristas y que decidan juntarse.

Acciones de prevención:

  • Celebremos o socialicemos sólo con nuestro núcleo familiar. La mejor manera de evitar contagiarse con COVID-19 es evitar compartir con gente que no vive con uno.
  • Cocina tu almuerzo o cena de Navidad y coordina una celebración virtual (o inclusive telefónica) con tus seres queridos para que puedan comer todos a la vez, “juntos”.
  • Si decides celebrar/socializar fuera de tu núcleo familiar, hazlo con un grupo pequeño, idealmente no más de 10 personas, incluyendo a tu núcleo familiar. Aprovechemos el clima cálido de Puerto Rico y hagamos la celebración afuera y distanciada. En el balcón, la terraza o bajo una carpa. Aun cuando estén afuera, todos deben tener las mascarillas puestas sobre la nariz y la boca todo el tiempo (excepto si están activamente bebiendo o comiendo) y mantener al menos 6 pies de distancia (entre núcleos distintos o personas que no viven juntas). Recuerda lavarte las manos con frecuencia y evita tocarte la cara, en especial la nariz, los ojos y la boca. Si eres el anfitrión, recuerda a tus invitados que deben practicar esta trilogía de la salud (mascarilla, distanciamiento y lavado de manos).
  • Si no tienes más remedio que celebrar adentro, practica todas las medidas de seguridad anteriores y asegúrate de abrir las ventanas para mejorar la circulación del aire.
  • Evita servir comidas tipo buffet para prevenir que la gente se aglomere sobre el área donde está la comida o la cocina. Asígnale a una persona la tarea de servirle la comida a todos los invitados o empácala individualmente de antemano y repártela. También puedes exhortar a tus seres queridos a que vengan a recoger la comida para llevar o si quieren disfrutarla juntos, háganlo afuera, con distanciamiento físico.
  • Si estás celebrando/socializando con gente que no vive contigo, evita la música alta o cantar. Esta sugerencia parece random, pero la música alta promueve que la gente tenga que hablar más duro o gritar para que le escuchen y eso aumenta el riesgo de contagio. Recordemos que el coronavirus se transmite a través de microgotas de saliva y micropartículas que viajan a través del aire.
  • Ten conversaciones francas con tu familia o amigos. Es difícil rechazar una invitación o comunicarle a tus seres queridos que no vas a ir a una celebración o get together. Sé honestx sobre tus preocupaciones y emociones, las razones de tu decisión y enfatiza que lo estás haciendo porque los quieres y porque quieres cuidarte y cuidarles. Ten empatía y entiende que quizás habrá personas que se enchismen o no entiendan tu punto de vista. Si no se pueden poner de acuerdo, enfatiza el amor y respeto que comparten y “agree to disagree”. Puedes ofrecer alternativas virtuales o telefónicas para conectar, hacer un drive-thru, etc.

INDIVIDUAL

  • Siempre practicar las medidas de prevención para minimizar el riesgo
  • Tener conversaciones con amigos y familiares sobre la importancia de protegerse, socializar responsablemente y no aglomerarse
  • Organizar maneras creativas de socializar (virtual, servi-carro, intercambios de regalos por correo o delivery, etc.)

COMUNITARIO

  • Organizar actividades para celebrar las Navidades en la comunidad de forma que se preserve el espíritu pero que se practiquen medidas de prevención. Algunos ejemplos que he escuchado:
    • Decorar las calles de la comunidad para que las personas puedan pasar caminando o en carro a disfrutarlas
    • Crear cajitas de regalo para repartir por la comunidad
    • Hacer certámenes virtuales de música Navideña (décimas, bombas)

En Puerto Rico la mayoría de los brotes se dan en contexto de reuniones familiares/amigos (según el Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contactos) por tanto es importante educar a la gente y proveerles maneras prácticas de celebrar y socializar de forma que minimicen su riesgo. La trayectoria de pandemia en Puerto Rico continúa ascendente y las fiestas de Navidad representan un gran riesgo porque tradicionalmente envuelven juntes y aglomeraciones.

Resistencia o negación

Las personas están fatigadas. Algunos pueden pensar que contagiarse no es tan malo, que de todas formas le va a dar COVID en algún momento. Otros piensan que COVID no es real o que no es necesario protegerse porque son de una población de relativamente poco riesgo.

Es importante enfocar los mensajes en acciones prácticas que la gente puede tomar, de manera que la persona se sienta empoderada y que tiene herramientas/conocimiento para tener mejor control de la situación. También es importante evitar el fatalismo, la culpa y la vergüenza.

Es importante tener empatía y entender que las personas están experimentando esta situación de la pandemia de manera diferente. Evitar recriminar y escuchar para tratar de entender porqué las personas piensan o actúan de la manera que lo hacen para entonces poder tener conversaciones que quizás puedan llevarles a cambiar su comportamiento a uno de prevención y minimizar riesgo.

Compartir en las redes sociales